CUIDADOS Y MANTENIMIENTO

  • Para mantener la joya siempre como nueva se recomienda evitar el uso de líquidos abrillantadores y otros productos químicos. Dichos líquidos pueden dañar la superficie de la joya.
  • Para limpiarla joya es suficiente con usar agua templada con jabón neutro o adquirir un paño especial para joyas y pasarlo con delicadeza.
  • Es conveniente no exponer la joya al agua clorada (piscina) o agua marina, ni llevarla a baños termales.
  • Tampoco es recomendable tenerla largo tiempo expuesta a una fuente de calor, ya que todo esto puede afectar al brillo de la pieza.
  • Así mismo, se recomienda evitar el contacto con productos cosméticos como perfumes, cremas o maquillaje.
  • Para su correcto mantenimiento se recomienda guardar la joya protegida del aire o la luz.